Categorías
Pago con tarjeta de crédito
Certificado
SSL Certificate
Blog
13.06.2019 15:12

Ojos secos: síntomas y cómo evitarlos con lágrimas artificiales

El síndrome del ojo seco es cada vez más común, y afecta a un 5-30% de la población.

Desde iOptica.es, consideramos que puede ser un efecto secundario derivado de un estilo de vida más digital, aunque también influyen otros factores.

Por esta razón, en este artículo vamos a  contarte todo lo que necesitas saber a cerca de esta dolencia que cada vez afecta a más y más personas, incluyendo las opciones para su prevención y tratamiento.

¿Qué es el síndrome del ojo seco?

El síndrome del ojo seco, o queratoconjuntivitis sicca, es una sequedad crónica de la conjuntiva y la córnea de ambos ojos debido a una película lagrimal insuficiente. Sus síntomas consisten en prurito, quemazón, irritación y fotofobia,  y/o pérdida de la agudeza visual entre otros síntomas.

El principal problema, reside en que al parpadear, la película lagrimal no es regular y se rompe antes del siguiente parpadeo. Existen 3 razones principales:

1) Produccióin insuficiente de lágrimas.

2) Las lágrimas se evaporan demasiado rápido de la superficie del ojo.

3) La calidad de la película lagrimal se ve afectada.

 

¿Qué es la película lagrimal?

La tarea más importante de la llamada “película lagrimal” que cubre la superficie del globo ocular, es la de proteger la superficie del ojo (conjuntiva córnea) contra diversas infecciones, así como mantenerlo húmedo y suministrar oxígeno y nutrientes a la córnea.

La película lagrimal se reconstruye en cada parpadeo, contribuyendo al desarrollo de la agudeza visual que necesitamos.

Las tres capas de la película lagrimal que cubren la superficie del ojo tienen las siguientes funciones:

  • La capa intersticial (mucina) de la mucina en la película lagrimal, reduce la tensión potencial que pueda tener lugar y la rompe.
  • La capa de agua promedio (acuosa), que forma el 90% de la película lagrimal, tiene un efecto antibacteriano y es producida principalmente por las glándulas lacrimales.
  • La capa lipídica externa (grasa) de la película lagrimal es producida por las glándulas de Meibomio. Esto evita la evaporación de la capa acuosa y la humedad de los párpados.

Las lágrimas también contienen diferentes sistemas inmunológicos, proteínas antibacterianas, hormonas y enzimas.

¿Cuáles son los síntomas del ojo seco?

Si experimentas los siguientes síntomas, es posible que sufras de sequedad ocular:

  • La apertura de los ojos es dolorosa y difícil, incluso pueden aparecer secreciones cuando te despiertas cada mañana.
  • Tienes sensación de ardor, y notas un cuerpo extraño, como si tuvieses polvo o arena en el ojo.
  • Tienes los ojos rojos, sientes escozor y/o picazón.
  • Sensación de fatiga y sensibilidad a la luz.
  • Ocasionalmente puede producirse una rotura de la película lagrimal como resultado del ojo seco. Esto ocurre a menudo durante la disfunción de la glándula meibomiana.
  • Si usas lentes de contacto, tus ojos no pueden sostenerlas adecuadamente.
  • El ojo llora excesivamente y a continuación, se vuelve muy seco.
  • Notas visión borrosa y ésta sólo vuelve a la normalidad después de varios parpadeos.

Dependiendo de los síntomas experimentados, se puede determinar el tratamiento adecuado.

Es importante tener en cuenta que estos síntomas también ser debidos a otras enfermedades oculares, como la inflamación alérgica o la conjuntivitis.

 

¿Cuáles son las causas del ojo seco?

La sequedad ocular es un problema oftálmico que se puede determinar por varios factores:

  • Estilo de vida digital: el uso frecuenta de un ordenador y/o teléfono inteligente puede tener efectos negativos significativos en nuestros ojos. La principal razón es que parpadeamos menos mientras usamos dispositivos digitales, y la película lagrimal no se alimente a un ritmo satisfactorio.
  • Uso de lentes de contacto: los ojos secos aparecen con más frecuencia en aquellos usuarios que usan lentillas, que en los que usan gafas graduadas. Una de las razones puede ser que algunas de las lentes de contacto contienen materiales que son más fáciles de secar. Por lo tanto, se recomienda no sólo usar lentes de contacto con alto porcentaje de agua, sino también un tipo de lente especialmente desarrollada para mantener la humedad en el ojo. Además, para evitar que se seque en la superficie de los ojos, se pueden usar lágrimas artificiales para mantenerlos hidratados durante todo el día. También es importante no usar tus lentillas más horas de lo recomendado, y reemplazarlas cuando sea necesario.
  • Ambientes desfavorables y/o uso de productos cosméticos: el humo del tabaco, el polvo, los gases que desprenden los tubos de escape e incluso los cosméticos, pueden tener un efecto negativo en la película lagrimal.
  • El clima: los ojos pueden secarse en climas cálidos, ventosos y/o con poca humedad.
  • La edad: las personas mayores tienen más probabilidades de quejarse por ojos secos debido a que producen menos lágrimas y las glándulas de Meibom, funcionan a una capacidad reducida. Este cambio puede comenzar, a partir de los 40 años de edad. La producción de lágrimas también está influenciada por los cambios hormonales (por ejemplo, la menopausia).
  • Medicamentos, tratamientos, enfermedades: ciertos medicamentos (por ejemplo, los anticonceptivos), tratamientos médicos (como la quimioterapia) y muchas enfermedades autoinmunes, reumáticas, de la tiroides, diabetes, enfermedades infecciosas y alergias pueden afectar a la producción de lágrimas.
  • Cirugía: existen varias intervenciones oculares que pueden provocar sequedad a largo plazo. Por ejemplo, uno de los efectos secundarios más comunes de la cirugía con láser para la corrección visual, es la sequedad de los ojos.

 

 

¿Sólo el síndrome del ojo seco puede causar estos síntomas?

Varios motivos son los que pueden provocar sequedad ocular. Esto es, estos síntomas también pueden ser debido a otro tipo de enfermedad o afección. Por esta razón, si experimentas uno o más de estos síntomas y el uso de lágrimas artificiales no te ayuda, solicita atención médica.

 

¿Existen opciones terapéuticas para aliviar el síndrome del ojo seco?

El propósito del tratamiento del ojo seco es mantener la humedad, restaurar la película lagrimal, eliminar los síntomas y mejorar la visión. Hay una serie de opciones terapéuticas, que deben adaptarse a tus necesidades individuales:

  • Ambiente apropiado y condiciones de vida conscientes: por ejemplo, parpadear más a menudo, ingesta adecuada de líquidos, etc.
  • Cuidado de los párpados: limpia tus párpados con agua tibia, o con soluciones de limpieza especiales para párpados.
  • Masaje de párpados: mediante movimientos suave y circulares con la palma de la mano, para masajear los párpados inferiores y superiores.
  • Calentando los párpados y su superficie: usando una almohadilla térmica o mascarillas especiales.
  • Reemplazo de lágrimas: uso de lágrimas artificiales, gel, y/o pomada.
  • Uso de antibióticos
  • Cirugía: en casos extremadamente raros.

En la mayoría de los casos, el tratamiento se basa en el uso de lágrimas artificiales. Su tarea es reducir la fricción y las sensaciones desagradables, así como y restaurar las células corneales, restaurando la película lagrimal dañada y su concentración.

 

Lágrimas artificiales para el tratamiento de ojo seco

Las "Lágrimas artificiales" son gotas para los ojos, especialmente indicadas para el tratamiento del ojo seco.

Los síntomas del ojo seco se pueden reducir considerablemente si seguimos un tratamiento a base de gotas lubricantes.  Así pues, éstas pueden mejorar el síndrome del ojo seco a largo plazo y, sobre todo, tu calidad de vida.

El propósito de las lágrimas artificiales es reducir los síntomas y restaurar la película de lágrimas dañada, regenerando así las células de la córnea. El agua es el principal componente de las lágrimas artificiales, pero también contienen electrolitos, componentes de reducción de la tensión superficial y, posiblemente, un componente viscoso.

 

Las lágrimas artificiales disponibles actualmente en el mercado se pueden distinguir de las siguientes maneras:

  • Lágrimas finas, acuosas o viscosas: la desventaja de las lágrimas artificiales es que tienen un efecto durante un corto período de tiempo y, a menudo, deben usarse con más frecuencia para obtener el efecto deseado- La mayoría de las gotas para ojos recomendadas por iOptica.es para "ojos muy secos" contienen ácido hialurónico.
  • Gotas que contienen promotores de regeneración celular o celular: nutrientes, vitaminas, e ingredientes activos necesarios para reconstruir la capa lipídica o la regeneración de la córnea.
  • Lágrimas que pueden usarse con lentes de contacto: sólo las gotas para los ojos que contienen conservantes, sin aceite, sin conservantes o de corta duración, son adecuadas para el uso con lentes de contacto. En general, cada fabricante indicará en el envase del producto si puede usarse con lentes de contacto.

En iOpitca.es encontrarás todo tipo de gotas para los ojos, por lo que podrás elegir la que más te convenga. Consulta aquí nuestra gama completa de lágrimas artificiales.

 

¿Existen otros tipos de gotas para los ojos?

Efectivamente, existen más tipos de gotas para los ojos, como las antibacterianas (para la infección o inflamación), las antihistamínicas para las alergias, y/o las vasoconstrictoras (para el alivio de los síntomas de ojo rojo).

Sin embargo, las gotas oftálmicas están contraindicadas como lágrimas artificiales o de larga duración.

Estos tipos de gotas para los ojos no forman parte de nuestro catálogo de productos, pues se necesita de una receta médica para su adquisición.

 

¿Qué pasa si tengo más preguntas?

En iOptica.es, nuestro equipo de profesionales de atención al cliente podrá responder tus preguntas sobre este tema y/o cualquier otro relacionado con el cuidado de tu salud visual. Puedes ponerte en contacto con nosotros a través del correo electrónico servicioalcliente@ioptica.es.

Un cordial saludo,

El equipo iOptica.es