Categorías
Pago con tarjeta de crédito
Certificado
SSL Certificate
Blog
29.01.2019 16:26

¿Por qué nos pican y se nos ponen los ojos rojos en invierno?

Si durante el verano es conveniente proteger nuestros ojos del sol, en invierno ¡más de lo mismo! Cierto es que en la mayoría de los casos asociamos esta medida a las altas temperaturas, o cuando realizamos deportes en la nieve. Sin embargo, es durante las estaciones más frías cuando el sol está más bajo en el horizonte, y cuando los rayos solares inciden de forma más directa en nuestros ojos.

 

Por otro lado, el clima frío y seco de estos meses del año puede afectar a la lubricación natural de nuestra ojos y, consiguientemente, puede ser causa de los siguientes síntomas: visión borrosa, picor y/o enrojecimiento de los ojos.

Bien sabido es también, que el uso de la calefacción durante esta época del año incrementa notablemente la sequedad ambiental y con ello, la sequedad ocular. Además, y debido a la localización del sol durante el invierno, la exposición a la radiación ultravioleta puede provocar daños en nuestro tejido ocular. Este hecho es especialmente a tener en cuenta si practicamos deportes en la nieve, pues ésta refleja el 80% de la luz solar, incluída la radiación ultravioleta (UV).

 

Los rayos UV más dañinos se consideran los UVB y los UVA. Los primeros provocan quemaduras en el ojo y los segundos, son absorbidos por el cristalino. De este modo, y al igual que sucede con nuestra piel, el daño en nuestro tejido ocular producido por la luz ultravioleta es acumulativo.

 

La exposición directa al sol durante esta época del año sin la protección adecuada, puede causar dolorosas quemaduras en la córnea. Sin embargo, y lo más preocupante, es que sus efectos suelen aparecer a largo plazo en forma de cataratas, lesiones en la retina e incluso cáncer en la piel alrededor del ojo. También se asocia a la degeneración macular, la segunda causa de ceguera más frecuente después de la diabetes.

 

Sin embargo, ¡no te alarmes! Afortunadamente, hay formas de evitar que tu salud visual se vea afectada.Tan sólo tendrás que seguir los siguientes consejos, y tomar medidas cuanto antes. ¡Apunta!

 

Así es como debes proteger tus ojos este invierno

Durante esta época del año nuestro óptico aconseja:

 

  1. Parpadea con frecuencia para incentivar la producción de lágrima natural: este gesto es la forma más natural con la que contamos para hidratar nuestros ojos, pues el parpadeo produce la lágrima.
  2. Evita frotarte los ojos: puede derivar en infección o lesión ocular.
  3. Bebe entre un litro y medio y dos de agua al día.
  4. Usa lágrimas artificiales en el caso de que notes sequedad, ardor y/o cansancio: cuando el problema persiste o se hace crónico, conviene usar lágrimas artificiales, gotas o colirios humectantes. Si usas lentes de contacto, todavía es más recomendable que lubriques tanto tus ojos como las lentes. Las gotas Systane Ultra son las más recomendadas para este tipo de síntomas, y te ayudarán a reponer la humedad que tus ojos necesitan.
  5. Utiliza humidificadores para restaurar la humedad en el ambiente o, simplemente, coloca en tu habitación o lugar de trabajo un recipiente con agua cerca de la fuente de calor. Ayudará a combatir la sequedad en el ambiente.
  6. Usa gafas de sol, sobretodo si practicas deportes en la nieve, para ayudar a prevenir las cataratas y el cáncer de piel alrededor de los ojos. También te serán de gran ayuda para proteger tus ojos del fuerte viento y la lluvia. Asegúrate de que éstas cuentan con el filtro solar adecuado (UVB y UVA).

Si todavía tomando estas precauciones los síntomas persisten, por favor, acude a un oftalmólogo para evitar que estas molestias deriven en una afección de mayor gravedad.

No lo olvides, este invierno ¡no te olvides de cuidar tu salud visual!

Un cordial saludo,

El equipo iOptica.es