Categorías
Pago con tarjeta de crédito
Certificado
SSL Certificate
Blog
28.06.2018 17:14

¿Cómo ponerse y sacarse la lentillas?

 

¿Te preocupa no saber como poner y sacar correctamente tus lentillas? En realidad no deberías preocuparte, pues el ritual de poner y sacar tus lentes de contacto es tarea fácil y tan sólo requiere práctica. Cierto es, que puede ser desafiante en un principio, pero tras la realización de varias pruebas para que tus ojos se sientan cómodos y en cuanto te acostumbres a los movimientos, te convertirás en un experto en poco tiempo.

En iOptica nos importa que hagas el mejor uso de tus lentes de contacto y, del mismo modo, hacerte la vida más cómoda y sencilla. Es por ello, que sólo debes seguir estos sencillos pasos para obtener los mejores resultados a la hora de sacar y poner tus lentes de contacto.

¿Preparad@? ¡Empezamos!

Primer paso: Preparación

Comienza lavándote las manos cuidadosamente. Es importante que uses un jabón suave y que seques tus manos con una toalla limpia antes de tocar tus ojos. Este simple gesto, reduce la cantidad de agua que entra en las lentes de contacto y evita que los gérmenes y la suciedad entren en ellas. A continuación, ya puedes proceder a sacar las lentillas de su estuche protector.

 

Segundo paso: Poner las lentes de contacto

En primer lugar, mira a tu alrededor y busca un espejo y buena iluminación. Coloca la lente en la yema del dedo y cerciórate de que la lente no está al revés. ¿Cómo saberlo? Pues bien, la lente debe tener una forma de “U” o hemisférica. Si la lente tiene forma de “V”, es un claro signo de que está del revés.

Es muy importante que compruebes que no hay daños en la lente, como rasgaduras o residuos. Si notas algún tipo de daño, te recomendamos que la cambies por una que estea en buenas condiciones. Si observas que está sucia, utiliza una solución nueva para lavarla y prepararla para un nuevo uso.

A continuación, comenzando por el ojo derecho, sostén el párpado superior hacia atrás con el dedo índice y, con la ayuda del dedo medio, empuja hacia abajo con cuidado el párpado inferior. Así evitaremos el parpadeo del ojo, o que el párpado toque la lente.

Coloca la lente suavemente sobre el iris y eleva la mirada para la colocación. Asegúrate de que todos los bordes de la lente están en contacto con en el ojo. Parpadea para que la lente se ponga en su lugar, así como para verificar que ves correctamente con ella

Fácil, ¿verdad? Ahora tan sólo tendrás que seguir los mismos pasos para colocar la lentilla en el ojo izquierdo.

 

Tercer paso: Sacar las lentes de contacto

Al igual que el ritual que hemos seguido en el primer paso, lava tus manos cuidadosamente y llena el estuche de tus lentillas de una solución fresca. Es importante destacar, que este paso no es necesario si usas lentes de contacto diarias. Esto es, este tipo de lentillas son desechables y cada día puedes estrenar un par de lentes nuevas, por lo que no es necesario una solución para su mantenimiento.

Seguidamente, y comenzando con el ojo derecho, baja la cabeza ligeramente y tira del párpado inferior hacia abajo con el dedo medio. A continuación, usa el dedo índice para deslizar la lente hacia la parte blanca inferior del ojo.

Pellizca la lente cuidadosamente con la ayuda del pulgar y el dedo índice, y retirala del ojo. No te olvides de colocar la lente en su estuche junto con una solución fresca, y sigue los mismos pasos para con el ojo izquierdo.

Si por alguna razón te resulta difícil sacarte las lentillas debido a que notas el ojo seco, te recomendamos que uses gotas humectantes para aliviar dicha sensación y que, a continuación, retires las lentillas.

 

Sigue estas pautas cada vez que utilices tus lentes de contacto. Recuerda que tienes que tomártelo con calma, y cuidar la higiene para no sufrir ninguna irritación ni dañar tus lentes.